lunes, 22 de septiembre de 2008

TORRE DE SALINAS por la Canal de la Chavida.



Como tengo que justificar mi reciente cargo de "Embajador de Picos", esta vez en compañía de mi compi Aurelio, nos pegamos un buen madrugón y a las 6 de la mañana, nos pusimos en marcha, desde la vecina Cantabria. Como casi siempre y supongo que como casi todo el mundo, llevabamos un proyecto más o menos definido, pero los planes no siempre salen bien. Nuestra intención era ir a La Torre de la Palanca desde el Collado de Valdeón. Desde el alto del puerto de Pandetrave, entrar hasta el citado collado, para subir por la Canal de Pedabejo, cruzar la Vega de Liordes, llegar a las proximidades del refugio de Collado Jermoso, para desde alli, "atacar" dicha cima. ¿A que la idea no parecía mala? Pues nada parecido a la realidad. Llegamos a Pandetrave, después de casi 3 horas de coche y al intentar coger la pista que nos llevaría al Collado de Valdeón, nos encontramos con esto:










Eso nos destrozaba completamente los planes. No sabíamos los kms. que había de pista para hacerlo andando, pero nos parecía demasiado para lo que nos esperaba después. Nos asaltaron malas tentaciones, pues esa señal ya es típica en todas partes, pero hay bastantes sitios donde es habitual no respetarla (ahora mismo se me ocurre Pandébano) y no pasa nada, pero el ver un buen número de coches allí en el aparcamiento, nos hizo desistir. Además estaba bastante claro:










Así que cambio de planes, sobre la marcha. Dudamos entre llegar a Cordiñanes y subir por la Canal de Asotín, que tampoco conocemos, pero al final decidimos "ir a la aventura". Seguimos unos 3.5 kms. por la carretera en dirección a Posada de Valdeón y donde nos pareció lugar apropiado, nos lanzamos al monte. Y empezamos a subir, exactamente aquí, pero por el camino de la izquierda:










Al principio por una bonita ladera.










Con senderos en su mayor parte, aunque también tuvimos que pisar algo de brezo. Al fondo y a nuestra derecha, la Torre de Salinas:










Y a la izquierda la impresionante Torre del Friero.










Un poco más cerca:










Ya habíamos decidido que subiríamos hacía ahí, por la Canal de la Chavida, así que... ¡manos a la obra!










Abajo íbamos dejando la carretera desde la que habíamos salido.










Cuanto más nos acercábamos más impresionante era.










Aquí se puede apreciar lo que habíamos subido. Ya sudábamos.










Al llegar arriba, al Collado de La Chavida, las vistas hacía El Llambrión eran magníficas.










Esto estaba a nuestra derecha. (Ya podéis disculpar que no os ponga nombre a muchas cumbres, pues son "casi" mis primeros pasos por estos lugares).  No nombrásteis al embajador más adecuado. Pedirle responsabilidades a "Andúa".










Aunque no es muy buena, os pongo una "pano" de lo que veíamos hacia el valle de Valdeón.



Más grande:  
http://goo.gl/vsE4S







Me atrae mucho ese pico. Me gustaría volver algún día a intentarlo, aunque creo que no es muy sencillo para un principiante como yo.










Bajamos hacia el Jou de Los Llagus (Hoyo de los Lagos) y desde el principio estábamos siendo vigilados:

 








Y poco menos que acompañados.










Llegados a este punto, nuestra intención seguía siendo ir a la Torre de la Palanca pero no veíamos posibilidad de coger el camino hacia Jermoso sin llegar a la Vega de Liordes, lo que nos alejaba bastante de la misma. O sea, que otra vez sobre la marcha, objetivo nuevo a la vista, La Torre de Salinas:










En la Vega de Liordes pastan los rebecos como si fuesen rebaños de ovejas. Todos esos puntitos marrones, son rebecos. (Lo siento, no hay más zoom).










No todo el mundo puede echarse una sistecita aquí...










..."a la sombra" del esbelto Tiro Pedabejo.










A otros todavía nos queda trabajo por hacer. Otra pedrera hacía arriba y las piernas que ya van madurando.










Un último vistazo hacia la Vega de Liordes.










Bastantes "jitos" en toda la subida.










La misma, se me antojó bastante peligrosilla hacia arriba, con mucha piedra suelta, pero peor todavía para bajarla. Y se nos hizo bastante larga. Puede que influyera bastante en esta apreciación, el que yo lo considerara como un pico... "menor" y el que ya llevásemos algunos kilómetros en las piernas.
Pero ... ¡¡al fín!! (No hay vértice ni buzón ni nada que se le parezca, pero montoncitos de piedras, unos cuantos).










Me costó bastante esfuerzo, pero la satisfacción es importante.










Hacia cualquier lado que miras, impresiona:










Y aprovecho para practicar con un par de panorámicas. (Tengo que mejorar ésto mucho, no me satisfacen los resultados). Una, hacia la parte a donde tendremos que volver...



Más grande:  
http://goo.gl/Ox87t







... y otra, del Macizo Central, que dejaremos a nuestras espaldas, con dolor de corazón... y de piernas.



Más grande:  
http://goo.gl/inWOy







Nos detuvimos en la cima, el tiempo justo para hacer las fotos y otra vez para abajo, pues en la subida nos cruzamos con una pareja que nos advirtió de peligro de tormentas en la zona. Así que con bastante precaución, a pisar otra vez piedras hacia abajo...










... y a enfilar, una tras otra, yo por primera vez, la famosa Canal de Pedabejo.










Aquí, la salida de la misma:










Primeras vistas a los collados de Valdeón.








 
 
Preciosa majada. (La fuente de Pedabejo).










Las rocas son bastante productivas aquí.


















 
El campo todavía conserva algo de bonito colorido.










Y ladera abajo hasta el coche, ya casi sin hablarnos, (muchos ya sabréis lo que significa eso) y sin ánimo siquiera para hacer más fotos. Pero contentos, pues la meteo nos acompañó, a pesar de que las predicciones no eran muy buenas precisamente. Por una vez parece que se equivacaron. Algo nos tenía que salir bien. Al llegar abajo, nos encontramos la carretera cortada hacia Valdeón.










Estos creo que no son de seguridad en carretera.










Así que con una buena paliza encima, sinceramente creo que la mayor que yo recuerdo, casi 10 horas pateando, nos dimos la vuelta y emprendimos regreso a casa. Os pongo los acostumbrados detalles de la ruta:










A poco que os fijéis, se puede ver que son "solo" unos 15 kms. que normalmente, no son muchos, pero que dentro de Picos, pedrera arriba y pedrera abajo, son bastantes. Al menos eso es lo que me recuerdan contínuamente hoy, mis piernas. (Creo que esta vez me he ganado bien mi "jornal").










Regreso a casa por el puerto de San Glorio, (estación de esquí... ¡¡noooooo!!) y desde el mirador del Corzo, donde no pudimos evitar parar, este bonito atardecer, con el valle de Liébana cubierto por la niebla.



















Pero... ¿¡¡que veo!!?  Síii, mi compañero, Aurelio, que ya debe de estar estudiando la próxima ruta y...  que os la contaré.







¡Hasta entonces!












No hay comentarios:

Publicar un comentario