sábado, 13 de septiembre de 2008

Fuente Dé - Collado "Hermoso".




Sí, supongo que el nombre actual de "Jermoso", tendrá algo que ver con la palabra "Hermoso". Si es así, bien merecido lo tiene. Como alguno de vosotros quizá ya sepáis, he descubierto ésta maravillosa afición a las Montañas, hace, relativamente poco tiempo y no conozco mucho de la zona de Picos, pero creo que esto es lo que más me ha impresionado hasta ahora, a pesar de que la "meteo" no nos acompañó en absoluto. Se quedará en el tintero, como una ruta más a repetir, pues con un día despejado, tiene que ser espectacular.
La verdad es que las expectativas eran grandes y esperaba poder ofrecer un buen reportaje que te aproximara (a los pocos que no seais conocedores del sitio) a la realidad de la hermosura del lugar. Pero no pudo ser. A pesar de que durante la aproximación por carretera a Fuente Dé, las contínuas ojeadas al cielo nos hacían ser optimistas, la realidad fué otra bien distinta.
Si bien nuestras sensaciones fueron estupendas, esas, por desgracia, no se pueden compartir. Lo único que si puedo mostrar es lo conseguido con la cámara y dadas las circunstancias, no es mucho, pero...
Vayamos al grano. Empiezo por situar la ruta en el mapa:












Y algún dato más de la misma:












Como os decía, durante todo el camino, la visión del cielo nos hacía ser optimistas. Cielo bastante despejado y las predicciones tampoco eran malas, pero al aproximarnos a Fuente Dé, nos encontramos con esto:























Esta vez no recurrimos a la "jaula mecánica".












Y después de esperar unos minutos en el coche a que dejase de llover, cogimos rumbo a la Vega de Liordes.












La mañana parecía presentarse relajada.























Atrás íbamos dejando todo el "complejo" de Fuente Dé...












... y nos metimos de lleno en los famosos Tornos de Liordes.












Es una subida que se hace bastante "larga". En poca distancia, se salvan unos 900 mts. de desnivel, pero aún así, creo que es más cómoda que la Canal de la Jenduda, que a pesar de haberla bajado solo una vez, la recuerdo bastante más pendiente.












Continuamos subiendo y cuando miramos hacia atrás, lo que vemos no nos gusta mucho:












Una vez llegamos arriba, volvemos a mirar y ahora, lo que vemos, no sabemos si nos gusta o no, porque... ¡no vemos nada!












Y llegamos a la preciosa Vega de Liordes:












De las impresionantes paredes que la rodean, no pudimos ver mucho, así que nos centramos más en la propia vega, donde pudimos observar que tiene abundante agua...












... y también abundantes vestigios de la actividad minera de tiempos pasados.


































Llegamos a la Vega por aquí...












... la cruzamos por aquí...












...y la fuimos dejando atrás, por aquí:












Y mientras nosotros observábamos todo, también nosotros nos sentíamos observados.












Sí, lo estábamos:












Y seguramente se preguntarían, ¿"que harán estos dos chiflados aquí en un día como este"?, porque ahora os voy a enseñar lo que menos nos esperábamos nosotros y que a vosotros seguro que también os sorprenderá, pero que desde hacía un rato, nos estaba cayendo encima. ¿Sabéis que es eso de la izquierda de la foto?:












Sííí... no hace falta ser muy listos, es ... ¡nieve!
Aquí, mi compi, Aurelio, os enseña más...












... y más:























Nos costaba asimilarlo (la realidad es que las temperaturas habían bajado bastante en general, en todas partes y allí estábamos a 2000 mts.) y por dos veces estuvimos tentados de darnos la vuelta. Solo la "sinrazón" de que somos bastante cabezones y un poco insensatos, hizo que continuásemos la marcha. En ningún momento nos arrepentimos. Nos hubiésemos perdido imágenes como éstas:























Tras unos kms. de "sube y baja", aunque relativamente cómodo, por un marcado sendero, ¡por fin!, llegamos al momento más esperado de nuestra ruta de hoy. Una lástima que la niebla no nos dejó disfrutarlo tanto como se merece:












La ubicación del refugio es impresionante:












Aquí, un poco más cerca:












Bajamos desde ese collado, azotados por la escasa nieve, pero el abundante frío.












Estuvimos acompañados durante casi todo el recorrido por abundantes rebaños de rebecos.























Hasta tal punto vimos rebecos (y espero que esto no sea malinterpretado) que creo que hay superpoblación y quizás fuese conveniente una labor de... selección. Puede que esté diciendo un disparate. En todo caso, "doctores tiene la santa..."
Afortunadamente, no necesitan vivaquear, para pasar las noches.












 El refugio un poco más cerca:












 Por supuesto, está bien vigilado.












Y mientras vigilan, también pueden disfrutar de una panorámica como ésta:


Más grande:   http://goo.gl/cCqlk











Otra perspectiva del refugio:












Y como todo no iba a ser maravilloso, un par de críticas. El "recordatorio" en memoria del montañero Diego Mella, de quien toma nombre el refugio, (siempre se dice el refugio de Collado Jermoso pero en realidad se llama de Diego Mella, impulsor de su construcción) , se utiliza como tendedero para la ropa.












Y tal vez su... "trastienda" se merezca un acondicionamiento más esmerado.












Pero bueno, de esta imagen nos olvidaremos y para siempre se nos quedará grabada ésta:
Bonito, ¿eh?













Una última y pequeña constancia de que estuve allí:


Y un último apunte de algo que no olvidaré jamás. Nunca, en toda mi vida, he sentido tanto frío en las manos. El quitar y poner de los guantes para poder utilizar más cómodamente la cámara de fotos, el gps, etc. hizo que el frío fuese tal, que no podía cerrar las manos ni coger los bastones. El dolor era tan grande que no sabía que hacer con ellas. Habían pasado horas del término de la ruta y aún me dolían las puntas de los dedos. Ese es uno de los motivos de que, del camino de vuelta, no haya ni una sola foto.
Solamente esta panorámica, cuando ya había entrado un poco en calor y nos disponíamos a bajar Los Tornos de Liordes para dar por terminada la, a pesar de todo, maravillosa y gratificante jornada montañera.



Más grande:   http://goo.gl/r7bjV



Un partes de "cositas" antes de terminar. La primera, que soy consciente de que esta panorámica y la anterior, no tienen mucho valor visual. Las pongo más que nada, porque de esta forma practico para mejores ocasiones. Y segunda: a partir de este momento pongo a disposición del foro mi cargo de "embajador de Picos", otorgado a dedo, por "Andua", pues no estoy muy satisfecho de lo conseguido en mi primer día "de trabajo". En caso de no ser aceptada mi dimisión, os enviaré mi número de cuenta para que me sea ingresado el importe de mi primera nómina.   rrr28



Hasta la próxima.










No hay comentarios:

Publicar un comentario