viernes, 25 de septiembre de 2009

TORRE BERMEJA y La Travesona... ¡Ufff!




Aunque he dejado pasar un par de días, en los cuales, el reposo y el descanso, me suelen hacer suavizar las sensaciones del momento, sigo pensando que esta vez se me fue la mano en la preparación de la ruta. No me parecía muy ambicioso "el proyecto" y la planificación no me produjo ningún cansancio. Fue la realización del mismo, la que me dejó, unas pocas secuelas psíquicas y unas muchas físicas, de las que espero recuperarme pronto. Ahora mismo me vienen a la mente algunas "burradas" hechas por ahí, pero creo sinceramente, que esta ha sido la ruta que más esfuerzo me ha costado de las realizadas hasta ahora.
Es posible que esto, dé una idea aproximada de lo que se trata:













La verdad es que tenía algunos proyectos serios...  Llambrión... quien sabe si Torrecerredo, pero las últimas nieves caídas, me hicieron desistir. Entonces pensé... "una cima secundaria... algo sencillito por el Occidental, al que no suelo ir mucho". Efectivamente, no tiene el nombre de los que acabo de citar pero... ¡ya, ya!  Lo peor de todo, es que en el fondo pienso, que no es nada extraordinario y que lo que ocurre realmente, es que ya no estoy para estos trotes.
Así que, con los ánimos ya fríos y la moral no muy alta, intentaré dejar al menos, una pequeña muestra de mi reciente salida montañera.











Están muy frescas en mi recuerdo y seguramente en el de algunos de vosotros, unas imágenes como éstas, pero aprovechando mi paso por el puerto de San Glorio y encontrando otra vez, estas condiciones, no puedo resistir la tentación.























Y sin más demora, desde Posada de Valdeón, empiezo a caminar, sobre las 9 de la mañana. Eso sí, las condiciones excelentes.












Por allí arriba, está mi "modesto" objetivo. Parece fácil, ¿no?:























Aunque a mi espalda, estos "picuchos" estarán presentes durante toda la jornada. Alguno ya los habrá reconocido.












El comienzo, por un agradable camino.












Abajo, entre la bruma, voy dejando Posada de Valdeón. También se puede ver, una cabaña-refugio, a la que están reparando el tejado. Creo que por la zona de Pantivalles. Aprovecho para decir, que siento mucho, no tener nada clara la toponimia de la zona. Tengo un poco de confusión con algunos nombres de collados... sedos... canales y crestas. Así que no voy a poner muchos, para no "meter la pata".












Al principio, creía que por ahí estaría La Torre Bermeja. ¡Que iluso! Del centro de la foto hacia la derecha, creo... Torre Ita... Torre Ciega y las Torres de Arestas. Todas sobre los 2200 mts., pero "torrecillas" al fin y al cabo. Las verdadera TORRE, todavía no me podía ni imaginar donde estaba.













Más grande:   http://goo.gl/Fm7zW











Y... ¿os acordáis de los "picuchos" de antes?  En la siguiente foto que ponga de ellos, diré cuales son, para los que no estén todavía situados.












De momento, echaré un trago de agua. La voy a necesitar.












Y estos necesitan comida. Había varios y estuvieron sobrevolándome un buen rato. Por esta vez, tendrán que esperar.












Ya desde bastante abajo, la subida es continua, con bastante desnivel y bastante caótica y sobre todo, piedra, mucha piedra.












Una parte importante del recorrido. La Travesona, por debajo de la Torre del Collado Verde. Pero eso formará parte del "postre", después de bajar de la cima.












De momento, tengo que seguir subiendo, por esa canal arriba. (No estoy seguro si es la canal del perro).












Aquí se abandona la canal, por la zona indicada. Aunque casi no se aprecian, me están vigilando.












No muy abundante, pero hay vida en estas altitudes.












Ésta es la canal, hacia la parte baja.












Y por la parte alta, se vuelven a ver los "picuchos" del principio. Sí, un par de ilustres del Central. Uno de mis mejores recuerdos, la Torre del Friero, (francamente cómodo, en comparación con esto de hoy) y otra vieja conocida, la Torre de Salinas. Todos los picos nombrados hasta ahora, son "Torres...de algo". No deja de ser curioso.












Y si antes pequé de iluso, ahora lo hice exageradamente. Llegué a pensar si esto no sería la Peña Santa de Castilla, (¡Vaya! una que no es torre). Disculpo incluso a los que se rían de mi ignorancia. En realidad, se trata de un "pedrusquillo".












Todo esto, quedaría muy abajo. Hay que seguir subiendo, pedrera tras pedrera. "Un paso adelante y dos hacia atrás".












Abajo ya quedó el collado de Pambuches, (aquella zona verde que se ve) y al fondo, los de antes y algo del sector del Lambrión, Palanca, etc.












Aquella que se ve entre la nube, ¡esa si es La Torre Bermeja!  Pero queda mucho más de lo que parece.

 










Todavía hay que subir en dirección al Collado Verde. Parece increíble que en esa altitud, haya una zona tan verde.























Curiosa formación rocosa:












Esto que he dejado por debajo de mí, creo que es el Hoyo del Bufón.













Y ésta, la "cómoda" canal del mismo nombre, por la que subo.












En alguna parte he leído, que se llama así, porque hay una cueva, en la que, cuando hace viento, se escucha... ¡pues eso!,  un "bufonazo". No se si será esta la cueva en cuestión.












Y ya estoy empezando a no saber si subo...























... o bajo.























¿O será esta la cueva del Bufón?












Pero... ¡al fin!, llego a un collado en el que doy ¿vistas? a la otra vertiente.












Y ahora ya tengo la cima "cerca".












Y enfrente, ahora sí, la "Reina" del Macizo.












Creo que pocas veces me alegré tanto de llegar a una cima y estoy seguro de que nunca me costó tanto esfuerzo.













(Según mi GPS, dejándolo reposar sobre la piedra, 2399 m.)











Sobre la misma piedra, reposo yo también.












Esto es una pequeña parte de lo que se ve hacia el Central.












Y esto, otra pequeña muestra de lo que veía en 360º.


Más grande:   http://goo.gl/TwVOJ











Con un poco más de detalle...
Torre del Friero y demás:













Más grande:   http://goo.gl/l9G7r











El sector de Peña Santa.












La misma... ¡pero más fuerte!













Más grande:  http://goo.gl/JYP55











Curiosas nubes sobre el Central, con el collado de Pambuches, en primer término.












Ahora es cuando veo recompensados todos mis esfuerzos.












¡Ah! se me olvidaba. Son casi las 4 de la tarde. Con muchas paradas para hacer fotos y reponer fuerzas, pero... casi 7 horas, pisando piedras. Ahora toca bajar y eso es otra historia.












Y las pedreras, son casi todas parecidas a ésta que se ve. Afortunadamente, se bajan mucho más fácil que se suben. Como casi todo, ¡vamos!












Eso me recuerda que también hay alguna curiosa formación rocosa.























Ahora es cuando, después de la paliza, debería bajar por el collado de Pambuches, que debe de ser lo más cómodo, pero como uno es algo "masoca" y he leído bastante sobre La Travesona de la Bermeja, intentaré bajar por ahí, aún sabiendo que se me puede complicar la cosa y que en el mejor de los casos, alargaré bastante el recorrido. De momento, ya tengo que subir hasta aquel collado:












Y esto es lo que tengo que "atravesar", mientras descanso.












De aquel collado vengo:























Esa zona que tengo que superar, son los contrafuertes que bajan de los Moledizos.












Según tengo entendido, por esa zona hay otro paso, que se le denomina La Travesina, pero eso... para otro día.












Una vez superado ese resalte, se pierde bastante altura, un giro de 180º y se entra en la bonita Vega de Llós. Otro de los motivos por los que decidí regresar por esa zona.












Este "jitu", camuflado sobre la roca, me recuerda, que en la parte baja del recorrido, hasta bien entrado en las canales altas, no hay casi señalización, por lo que, o se tiene muy buena "navegación" o GPS.












Esta vega, además de bonita, es próspera. En cualquier parte sale vegetación.























Con el agua pasa todo lo contrario que con los hitos, como por otra parte, es bastante lógico. En la parte baja, abundan las fuentes.












En ésta, incluso con vasos de plástico, para si alguno desea beber por ellos.













































Otra del Chozo de Llós.












Una vez atravesada la vega, se baja por una amplia pista, que atraviesa un precioso bosque de roble...












... con algunos ejemplares como éste:












Todavía tengo buenas vistas hacia el Central.























Por aquí nos dicen que no, pero también tiene buena pinta.












Otra fuente con abrevadero.























A partir de aquí, se deja la pista para continuar por un precioso camino...












... que más tarde se convierte en sendero y que nos lleva, mientras se va perdiendo bastante altura, por encima del pueblo de Caldevilla.












Poco más tarde, nos mete dentro del núcleo de Soto de Valdeón.












Allí, aunque ya con pocas fuerzas, todavía dejo constancia de algunas escenas típicas de la zona.
Ésta con la Torre del Friero de fondo.
























































Desde ahí y siguiendo la orilla del incipiente río Cares...












... todavía se pueden disfrutar unas últimas vistas de los Picos.
























Más grande:    http://goo.gl/A2jSA











Un par de hórreos más, para que no todo sea piedra caliza. Estos ya son del pueblo donde empecé la ruta.























Y con una foto del mismo, despido esta paliza de hoy. Paliza en todos los sentidos. Para mí y también para los que hayáis tenido la suficiente paciencia de "acompañarme".


Soy consciente de que la calidad de algunas fotos, sobre todo estas últimas, dejan mucho que desear y están bastante "movidas", pero la luz ya era escasa y es que son las... ¡8 y pico de la tarde!  Una simple operación basta para saber que han pasado 11 horas desde que salí de aquí, por la mañana. 11 horas pisando piedras. Creo que estoy empezando a odiar esto de la montaña. Por cierto, durante casi todo el día, salvo cuando estuve muy alto, se escuchaban con claridad, los venados en plena berrea. Vi algunos rebecos y de regreso en el coche, una hermosa liebre, en la orilla de la carretera. Creo que voy a cambiar los bastones por la escopeta y el rifle y retomar otra vez mi antigua afición a la caza. Y ahora que "hablo" de coche y carretera, a todo esto, le añadimos 400 kms. de ida y vuelta y...
"en cuanto llegue a casa me voy a poner a preparar el ataque al Llambrión, pues hoy lo he visto casi sin nieve y creo que puede ser asequible".
Espero que nadie se queje de mis trabajos de este verano, como embajador de Picos. Por cierto, "Andúa", creo que tendremos que negociar un aumento.



Hasta la próxima.

P.D. Cuando me faltaba poco para terminar este reportaje, han puesto en televisión, un capítulo de "Al filo..." en el que Edurne Pasabán, hacía cima en uno de sus varios ochomiles. Y yo, contando esta tontería, como si hubiese hecho una hazaña. Al menos me sirvió para darme cuenta (aunque ya lo sabía), que por muchas piedras que haya pisado, soy un vulgar "pisapraos".