sábado, 4 de febrero de 2023

El Esquilo - Peña Mullir. (04-02-2023)

 


Casi 14 años después de haber estado por primera vez (ésta en compañía de Ricardo), vuelvo a un lugar al que tal vez por estar muy cerca de casa, no haya valorado lo suficiente si tenemos en cuenta las bonitas vistas que se tienen hacia la costa como Laredo, Santoña, Santander, etc. y hacia el interior como los Valles de Aras, Ruesga y Matienzo principalmente.
Antes de llegar al punto de partida, ya tenemos una buena perspectiva de las localidades de Solórzano y Hazas de Cesto:























A pesar de ser muy frecuente en la zona, no por eso deja de ser llamativo y siempre merece nuestra atención una panorámica como ésta.
Así de espectacular se veía el Valle de Matienzo:













Pinchar en el enlace para ver más grande:  https://acortar.link/Q6JfWA











La Sierra de Mullir era nuestro objetivo del día y hacia ella nos encaminamos. Nada más comenzar a caminar ya empezamos a disfrutar del paisaje:












Porracolina al fondo cubierta de nieve:












A pesar de lo radiante del día, el frío de la mañana era bastante intenso. Una buena prueba es la fuerte helada que se aprecia en esta fotografía:























A pesar de que acabo de decir que el día era radiante, no lo era tanto para nuestros propósitos. Hacia la costa, la bruma era muy espesa, lo que dificultaba mucho nuestra visión y también la calidad de nuestras fotos:


































En dirección a las montañas, también la niebla nos impedía verlas en su mejor esplendor:


































A pesar de eso, Ricardo dispara su cámara a diestro...












...y siniestro:












Aquí me pilló a mí distraído contemplando el paisaje:


Foto de Ricardo.


































Pinchar en el enlace para ver más grande:  https://acortar.link/0Wz5Iq











A pesar de la escasa altitud e importancia de las diversas cumbres por las que pasamos, dejamos constancia de haber estado al menos en una de ellas. Solo en esta quedan los restos de un buzón donde se puede leer el nombre de MULLIR y una altitud de 846 msnm.:

(Quiero añadir a esto, que la confusión sobre la toponimia del lugar es especialmente grande aquí, pues todos sabemos que también es frecuente en otros muchos sitios. Lo único que parece claro es que la Sierra en su totalidad se llama "de Mullir", pero las diversas "cumbres" a las también aquí se las conoce como "copetes" se reparten los nombres de Mullir, La Muela, La Bolisa o Copete de la Bolisa, incluso puede que alguno más que se me escapa, pero , al menos yo, nunca pude saber cual corresponde a cada uno de esos "copetes"). 













Foto de Ricardo.


































A ratos la niebla nos permitía ver, aunque no con mucho detalle, los lejanos Picos de Europa:
























































Ya cerca del final, unos cuantos buitres nos sobrevolaron, quién sabe si valorando como íbamos de fuerzas, pero a los dos nos quedaba lo suficiente para "dispararles" alguna que otra instantánea:












Pero que tampoco nadie se piense que fue un cómodo paseo, a pesar de que la distancia no era excesiva. Varios tramos de incómodo lapiáz y este perfil de la ruta, así lo demuestran: 




Recorrido muy aconsejable y al que confieso estar arrepentido de no haber vuelto a visitar desde hace tantos años.









SELECCIÓN 10 MEJORES FOTOS DE RICARDO.









































































































Hasta la próxima.










martes, 27 de diciembre de 2022

Hachero-Cueto Redondo-Fuente Dé.

 


Espectacular y exigente ruta de montaña (en compañía de Ricardo) desde Fuente Dé por la impresionante Senda del Hachero, para desde la cabina superior del teleférico, hacer cima en Cueto Redondo, descender en dirección a la Portilla del Boquejón y bordeando la ladera sur del Valdecoro cerrar la circular nuevamente hasta Fuente Dé.


Pinchar en el enlace para ver más grande:  https://acortar.link/9xRvAI











































El terreno resbaladizo y la roca mojada por la lluvia que a ratos tuvimos que padecer, hizo que la dificultad que ya tiene en condiciones favorables, se viera aumentada notablemente.























Hubiera sido mucho más fácil para nosotros haber hecho la subida en esas cabinas que con frecuencia nos pasaban "por encima de la cabeza":












La línea de puntos rojos indica una parte de la espectacular senda por la que decidimos afrontar la subida de esa impresionante pared: 


































La desfavorable climatología del día, también tuvo su lado positivo. Nos permitió disfrutar y fotografiar momentos tan poco frecuentes como estos: 























Después del lógico esfuerzo, de soportar a ratos lluvia, viento y cambios bruscos de temperatura (calor en la parte baja y frío en la parte final cuando el viento empezó a soplar con fuerza), vimos cumplida la primera y más importante parte de nuestro ambicioso proyecto.



































































Lo acostumbrados que están los rebecos a ver gente por la zona, me permitieron con muy poco zoom "retratar" a contraluz este ejemplar...












...y a la vez también permitieron a Ricardo hacer esta bonita captura, solo estropeada por mi presencia, intentando hacer la foto anterior: 


Foto de Ricardo.






















Dando vista hacia la Pradería de Áliva:
























Foto de Ricardo.











Una vez cumplida la segunda parte de nuestra "misión", comenzamos un descenso vertiginoso y agotador, en dirección al final de la pradería para comenzar a cerrar la circular proyectada.


































Desde la parte más alta que se puede ver en la fotografía tuvimos que descender por un terreno muy incómodo:












Los Invernales de Igüedri a la vista:





















Curioso "embarazo" el que tiene este ejemplar de roble:























Una vez cerrada la circular y ya llegando de nuevo al aparcamiento donde empezamos a caminar hace ya unas...¡9 horas!, echamos un vistazo a la pared por la que subimos (aunque parezca imposible) a la parte indicada. Nos sentimos satisfechos de haberlo conseguido y damos por bien empleado el esfuerzo:












En una posición similar a esa me imagino yo mañana después de las agujetas que espero sufrir. ¡Mereció la pena!










SELECCIÓN 10 MEJORES FOTOS DE RICARDO:








































































































Hasta la próxima.