viernes, 24 de julio de 2009

San Millán y Trigaza, por la Senda de las Cascadas.




Esta vez soy consciente de que no voy a aportar nada nuevo, pero como se suele decir, cada uno tenemos un punto de vista diferente. Es por eso que yo voy a poner el mio. Y digo que no voy a aportar nada nuevo, por que se trata de una ruta muy popular, amplia y estupendamente mostrada por algunos de los más ilustres de este foro. En realidad, ellos son los "culpables", de que yo sintiera la curiosidad de conocerlo. Al igual que en su día hubo un "Año Santo Compostelano",  a este se le podía haber llamado el "Año del Santo Millán". Y si todo el mundo ha estado, ¿por qué yo no?  Uno de los motivos principales de llegar hasta allí, además de las ganas de conocerlo, fue que las previsiones meteorológicas de mi zona de influencia, (astur-cántabra) no eran nada buenas, mientras que por allí, el pronóstico era de bastantes claros y solo un 5% de posibilidad de lluvia. Para no perder las costumbres de los últimos desplazamientos, madrugón, una buena kilometrada, unas cuantas ojeadas al gps y me presenté en la localidad burgalesa de Santa Maria del Valle Urbión. Cruzo el pueblo, unos cientos de metros de pista en regular estado y aparcamiento en el refugio de Zarcia.
Nada más ponerme en marcha, me encuentro con el área recreativa, del mismo nombre, donde también se puede dejar el coche.












Tranquilo lugar de esparcimiento.























Son varias las opciones para subir a esas cimas. Yo elegí hacerlo por la Senda de las Cascadas, en sentido ascendente.












Al principio por este camino:












Aquí, aunque la foto no lo refleja muy bien, el cauce del río se divide. Este tramo está seco y puedo subir por él. Hay un sendero por la derecha, para cuando éste baja con agua.












En este punto, se coge el desvío hacia las cascadas.












Bastante maleza al principio, día culebrero y las polainas en el coche. Me acordé bastante de ellas, pues les tengo pánico a las culebras. Afortunadamente, no vi ninguna.












El sendero tiene tramos bastante pendientes.












En el alto, se ven algunas nubes:












De ese valle vengo, aunque todavía sin coger mucha altura.












El nombre de esta majada es perfecto. Lo único que puede entrar ahí, son cabras. Solo es un montón de maleza. Sinceramente, no le vi el interés por ningún lado.












Hay que cruzar esta pequeña pedrera, en pleno bosque.












La ruta está muy bien señalizada...












 ... aunque aquí deberían ponerse de acuerdo. O... ¿habrán cambiado las cascadas de sitio?












Pronto llego a la primera de ellas.























En el bosque se ven bastantes árboles, (hayas) de buen porte.












Y el pleno cauce del arroyo, me encuentro esto:















La verdad es que no tengo ni idea de lo que puede ser. Mi imaginación me dice que es una pieza de un avión accidentado. Si lo pienso fríamente, creo que es más probable que sea una pieza de un tractor, pero también parece difícil que haya llegado hasta aquí.












Tras un trecho por el bosque, (no me atrevo a decir cual de las dos tablillas tiene razón) encuentro la segunda cascada:












Aquí tengo que decir, que en bastantes puntos, hay que cruzar el riachuelo de Altuzarra. No hay ninguna complicación para hacerlo en ninguno de los sitios, debido a la escasez de agua. Pero lo que favorece por un lado, por otro, le resta belleza a las cascadas, que de otra forma serán, seguramente, espectaculares.























Y por último, el tercero y de más altura, de los saltos de Altuzarra.













































 Éste es el punto más alto de la última de las cascadas.












No tenía pensado poner muchos datos de orientación, dado que es una ruta muy popular, pero no lo puedo evitar.












Yo, lo tengo claro: hacia el San Millán.












Las nubes que veo por arriba, no me gustan nada. Incluso pienso a veces que "el Torruco no me va a querer recibir hoy en su cima".












También sería mala suerte que el 5% de posibilidad de lluvia, de toda Castilla, me cayera a mi encima, ¿no?












Sin embargo, hacia mi espalda, aunque la visibilidad no era perfecta, tampoco estaba mal.












No hace falta que diga donde estoy. Por cierto, no estoy muy seguro, pero me inclino a que es Gárrula, con acento.























Un bonito refugio de ganaderos.























Y en vista del éxito obtenido por las fotos de las mariposas, de mi reportaje anterior, hago un par de ellas, también hoy.













Ya no voy a poner más. No quiero que nadie piense, que soy algo "mariposón".











Por aquí salgo ya a terreno abierto.












Otro refugio en la Majada de los Carneros.
(En este lugar, crucé unas palabras con dos montañeros, que bajaban. La voz del más joven de ellos, me resultó familiar, creo que de algún vídeo publicado en el foro.  Pero también puedo estar equivocado).












Desde un poco más arriba, hago esta panorámica de lo que veo a mi espalda:


Más grande:    http://goo.gl/w5uOk











Aquí tengo la primera visión del objetivo más deseado de la jornada. Creo que voy a tener suerte con las nubes. En el fondo, no era del todo pesimista, pues en la subida se escuchaba el viento soplar fuerte y las nubes corrían muy deprisa, con la esperanza de que el cielo quedara más limpio. Aquí ya me tuve que abrigar algo más, pues además de fuerte, el viento era bastante frío.












Hacia la derecha del collado, también se podía ver el Trigaza. En principio, no tenía pensado visitar "sus cumbres".












Aún tengo que subir un poco más.












Mientras cojo aire, hago una panorámica de la meseta burgalesa-riojana. A la izquierda, la zona del Trigaza.


Más grande:  http://goo.gl/8GDtg  











Trigaza, un poco más cerca:












Está claro por donde se sube.












Estoy en el Collado Flecho.












JUEGO DE PELOTA... ¿juego de pelota...?  (Espero que alguien me aclare esto). 












Esto podría ser el frontón, pero claro, aquí solo podrían jugar... "jefoce" y... pocos más.












Ahora que el país es una enorme hoguera, me alegra ver tanto pino verde, pero a la vez, temo por ellos.












Vengo de esas cómodas lomas de la izquierda...












... y ya diviso el vértice del San Millán.












La última parte de la ascensión, se hace con facilidad.












Ya estoy arriba. Algunos detalles de la cima.













































El tiempo justo para hacerme la foto de cima y poco más.


En ese mismo momento aparecieron dos perros (uno de ellos me riñó un poco) seguidos de tres personas que se sentaron a descansar y reponer fuerzas. Me hubiera gustado disfrutar algo más de la cima, a pesar del viento, no muy agradable, pero... les deseo buen provecho y les dejo tranquilos, para que sean ellos los que la disfruten.











El precipitado abandono de la cumbre, me anima a acercarme a la del Trigaza.
Es buena hora, no parece muy complicado y yo me encuentro bien, así que voy para allá:












Un último vistazo, para despedirme del San Millán, también llamado Torruco, cima más alta de la provincia de Burgos.












Aquí parece que hay algo de confusión, con las cimas. Se le suelen adjudicar, en tres puntos diferentes. Según mi modesta opinión, ésta es la que parece a simple vista y sobre el terreno, la principal.












Ahí me hago la foto, con un viento bastante fuerte.












Unos metros más al Norte, hay otra señal de piedras, de casi exactamente, la misma altitud, según mi gps.
Y allí, al fondo, donde ya no llegué, creo que hay un buzón, con la inscripción de Trigaza, cuando creo, que es el alto de la Zapatera, claramente inferior en altitud.


"Y hasta aquí puedo... enseñar". La batería de la cámara, dijo ¡basta!  El primer disgustillo del día. Hice bastantes fotos, al principio sin darme cuenta de que tenía activado el flash y otras muchas sabiéndolo y se agotó antes de lo previsto.
Solamente pude hacer 5 fotos más, dejando pasar bastante tiempo entre cada una, para que la batería recuperase algo.











La primera, para enseñar la ladera por la que subí y bajé y que no me acordé de hacer en la subida:












Un par de ellas de la Majada de los Carneros, de la que ya hice una en la subida. Ahora con más detalle y también más soleado. (Tiene una chimenea nueva, recientemente colocada... lógicamente).























A partir de la Majada Gárrula y para no volver a bajar por las cascadas, lo hice por otro sitio (no recuerdo el nombre) que bajaba más directo al área recreativa y atravesando casi continuamente un sombrío pinar, que se agradecía, pues a medida que la altitud era menor, el calor era impresionante. Lo del suelo, son piñas, de las que había toneladas.












Arbolítos floridos:












Intentando resucitar a la cámara, se me disparó ésta desde dentro del coche.


Y para rematar, al igual que en su momento, se popularizó el poner unas fotos de la despedida gastronómica,  (a mi me encanta esa sección),  parece que la última tendencia es la de mostrar "los encantos" al final de la ruta. Así que para no desmerecer (no hablo de calidades) ahí va la mía con el culete al aire:
























"Me cagüen la mar...",  mi intención era esa, pero... ¿os acordáis que me había quedado sin batería en la cámara?  Cachisss, lo siento. Por esta vez no podrá ser...  rrr28

Y ahora, en serio. Como ya os dije, el primer disgustillo, fue el de la batería y el segundo, una vez en casa, después de descargar el track del gps, al Compe y corregir algún punto, accidentalmente le borré y me quedé sin él. Motivo por el cual, esta vez tampoco hay, detalles del recorrido, relieve, distancias, etc.  No se si será suficiente motivo para volver, me queda bastante lejos, pero... ¡merece la pena!

Si por esta vez, aporté un granito de arena, me doy por satisfecho.




Hasta la próxima.












No hay comentarios:

Publicar un comentario