lunes, 1 de junio de 2009

Pendones - Peña Maciédome... "sin permiso".




"Lunes de libranza"...  buenas previsiones de la meteo,  madrugón,  la "tierrina" que me llama,  doscientos y pico kms. de coche y me dispongo a subir a una de las cimas, si no míticas, sí considerada como uno de los mejores miradores de Asturias, en las proximidades del contorno de los Picos de Europa.
Sin más preámbulo, voy a compartir con vosotros, algunos de los rincones en los que mis ojos se fijaron especialmente, que son muchos y que... "cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia".

Un par de detalles de la ruta:























Para los que no conozcan la zona, lo sitúo un poco mejor. En Infiesto, se deja la carretera principal, para desviarnos al concejo de Campo de Caso, ("CampuCasu", como se le conoce por allí).
Parque natural de Redes.












Mas concretamente, desde el pueblin de Pendones.
Buena gente hay allí. Solo medio pendón, cosa poco frecuente:












Amplio aparcamiento y lugar de comienzo de la ruta.












Una vez cogida algo de altura, después de cruzar el rio en dirección SE, el pueblo se ve así de bonito y bien situado:












A esto se le puede llamar, "ver el perro desde la barrera".












Al poco de salir, ya se tiene una buena vista, del, como a mí me gusta decir, imponente Tiatordos.












Por un cómodo camino cementado, se llega a las cabañas de La Gasgasa...












... donde encontramos la fuente del mismo nombre.












En este punto, se debe abandonar el camino principal y coger el sendero de la izquierda:












A cada paso, se ven muestras de la pujanza de la primavera.












Poco después de coger el sendero, se deja atrás la majada de Pandevilla y tras ascender un tramo de bosque se llega a la cabaña de La Llongar.












Se sigue subiendo por este florido escobal y al fondo se pueden ver los picos de La Senda (a la izquierda) y La Carasca.












No estoy muy seguro, pero creo que esta zona por la que subo, es la ladera del pico Las Coronas.























Una pequeña panorámica de las buenas vistas que empiezo a tener a mis espaldas.


Pinchar en el enlace para ver más grande:  http://goo.gl/rQJnE











Y hacia el frente... ¿podría ser mi primera visión del objetivo del día?  Efectivamente, lo era.












Otro vistazo atrás y allí al fondo, a la izquierda, ya se ve el Cantu del Oso.












Aquí se le puede ver en el centro de la imagen:












Como siempre, muerte y vida en nuestro montes.












Afortunadamente, predomina la vida. (A pesar de lo que hacemos a veces para terminar con ella).












Pronto salgo a una preciosa majada, que respira tranquilidad a raudales.












 ¿Seguro?












Creo que tengo dos problemillas a la vista.












Intentaré pasar por aquí, que parece una zona más tranquila...












... y aprovechando que éste, está pendiente de su amada.












Claro que no se, si será más peligroso, este rebaño de vacas celosas.












No sin ciertas precauciones, dejo atrás este "tranquilo" rincón, que creo que se llama, La Llana Fresnu.












A pesar de todo, me pareció encantador el lugar.












Una vulgar panorámica, una vez dejado atrás.


Pinchar en el enlace para ver más grande:  http://goo.gl/uySBe











Vista al frente y ahí tengo el segundo de los problemillas de antes:












A ver si adornándolo un poco, me parece más sencillo.












Todo el recorrido está lleno de encanto.


































Un poco más arriba, se sale a la vega Texeu, donde hay una fuente-abrevadero...












... a la sombra de este árbol:












En alguna parte he leído, que su nombre es la fuente Bolenga. En cualquier caso, extraordinario lugar para descansar y comerse un buen bocadillo. Aprovecho para decir, que tuve suerte con el día, bastante despejado, aunque apretó bastante el calor. Mis condiciones favoritas. En esta ocasión, solo me paro lo suficiente, para echar un trago y sigo adelante. En realidad, las tres fotos siguientes, son, "vistazos atrás" :


































Hacia delante, tengo esto y al parecer, por las señales, voy bien.












Ya estoy arriba, en la collada LLagu, donde hay abundantes restos de antiguas cabañas, en lastimoso estado de abandono.












Aquí deberé girar hacia la derecha, para afrontar lo más complicado de la ascensión. La pedrera que se puede ver en su base, donde los restos de nieve, es el sitio más habitual para subir y bajar de la cima. Yo intentaré subir por la arista y bajaré por ahí.












Queda trabajo por hacer.












Un poco más cerca. Esta vista me recuerda, que a esta Peña también se la conoce como La Pandona:












Una panorámica desde aquí, hacia la zona de Picos.


Pinchar en el enlace para ver más grande:  http://goo.gl/XIzYM











Tirando de todo el zoom disponible. En primer término el pico Recuencu. Al fondo, el Macizo Occidental (Cornión) de los Picos de Europa, donde destaca Peña Santa:












Más a la izquierda, Tiatordos:












Todavía quedan algunos neveros.












Y al poner esta foto, me vienen al recuerdo, los peores momentos del día y... ¡de muchos días!  


Más o menos desde ese punto, dudé entre una trepada, sin muchas esperanzas de encontrar camino, por la arista o seguir bordeando por esa parte, que se ve en la foto, con un ligero rastro de sendero. Grave error. Estuve a punto de meterme en un marrón importante, por cabezón. Llegué a un par de puntos complicados, donde tenía que pasar por unas laderas herbosas, al borde del vacío y tremendamente pendientes. A gatas y agarrándome a la hierba como pude, conseguí pasar, pero seguir por ahí, ya era imposible y la vuelta atrás, enormemente arriesgada. Solo me quedaba la esperanza de encontrar un lugar por donde trepar, hacia la parte alta de la arista y así encontrar la seguridad de la roca y alejarme lo más posible del impresionante patio que había. Afortunadamente, encontré por donde hacerlo y respirar tranquilo, pero confieso que hubo momentos en los que el miedo me empezó a agarrotar un poco... ¡bastante!











Ya a salvo, en la arista, volví a disfrutar con imágenes como ésta:












Curioso entramado de raíces... "flotantes".























Ahora sí estoy en el buen camino :












Y pocas veces me alegré tanto de llegar a una cima, como ahora.












Un detalle curioso, que me llamó mucho la atención al ver la foto en el ordenador y os prometo que no hay truco. Debajo pongo la foto más en grande para que se pueda ver bien. En la esquina derecha de la foto, una pareja de mariposas, que... "pasaban por allí".


Pinchar en el enlace para ver más grande:   https://goo.gl/zKKo6f











Detalle del buzón:












Hoy me pongo de espalda, más que nada, para que no se me vea la cara de susto que tengo todavía.
(Y aprovechando que tengo un remiendo oscuro en el pantalón).












Lo que veo es espectacular:
Son 360º y espero batir récord a la panorámica más estrecha y rácana de la historia.


Un poco más grande:  http://goo.gl/SEqwA











El buzón y su "envase de seguridad", vacíos.












Otra panorámica con,  (de izquierda a derecha y por este orden)  Pico Zorru, Peña Pileñes y Peña Ten.


Pinchar en el enlace para ver más grande:  http://goo.gl/zVNvc











Aquí si me detuve un buen rato a reponer fuerzas y disfrutar del paisaje, pero había que bajar y esta vez por lo seguro. En esta foto no tuve la precaución de poner algo que diera impresión del tamaño real, pero os diré que esos bloques de nieve, levantaban por encima de mi cabeza, si bien confieso, que soy más bien bajito.












Éste es el pedrero por el que también debí subir...












... y que ahora dejo atrás:












Vuelvo de nuevo, al collado Llagu, por donde ya pasé al subir y desde ahí, para completar una circular y no regresar por el mismo camino, empiezo la bajada, con dirección a la Foz del Congostín.
Por enésima vez, el "imponente Tiatordos":












Vengaaa... una vez más, la última. Ésta llegando a otro bonito lugar. La Majada de Recuencu.  Al fondo, se ve una cabaña en buen estado:












La cabaña en cuestión, es un antiguo refugio de cazadores. Ahora los animales, se han apoderado de ella.












Como se ha podido ver, hay bastante ganado por la zona. Éstas parecen tener hambre:












Ya metido en plena Foz del Congostín, cuya sombra se agradece, se pueden observar estas curiosas cuevas :























Me encuentro con estos en el medio del camino, disfrutando también de la sombra y parecen pensar que, "unidos, jamás serán vencidos".












Y como el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, al igual que mi anterior ruta, me volví a quedar sin capacidad en la tarjeta de la cámara. Es buena señal, aunque creo que algunos vídeos que hice, tienen buena parte de culpa. Y ya que de piedras hablo, encontré ésta, muy curiosa:
(La pongo, principalmente, por si algún miembro de mi admirado "GJQ", desea añadirla a la colección).    rrr28












Para poder hacer las últimas fotos, tuve que borrar algunas anteriores. Menos mal, que ya estoy llegando al final. Solo me queda una. Ya no puedo enseñaros más, (a pesar de no ser el más indicado para transmitir tanta belleza). Aquí os dejo ésta, por si a alguno os a gustado mucho y quiere venirse a vivir aquí. Se vende esta "portiella"... ¡con cabaña y todo!


Y aunque supongo que ya estaréis hartos de rollo, una última reflexión. Y también puede servir como "aviso a navegantes". En alguna parte he leído, que se trata de una zona restringida del parque natural de Redes y es necesario un permiso, para transitar por ella. No conozco detalles ni se seguro si esto es así. En caso de ser afirmativo y sin ánimo de polémica, no puedo aguantarme sin decir, que me parece lamentable. He realizado bastantes actividades y para todas he tenido que sacar permisos y licencias. Algunas incluso las entiendo y comparto. Caza, pesca, Tiro... incluso en una corta época de afición a piraguas, para usarlas era necesario un permiso de las Confederaciones Hidrográficas de las cuencas correspondientes. Pero, tener que pedir permiso, para darse un paseo por el monte, me parece un atentado a las libertades más naturales del hombre. Me callo, que me estoy encendiendo solo y tal vez la cosa no sea tan grave como yo pienso. En cualquier caso no quiero dejar con mal sabor de boca una de las rutas más intensas de mi corta actividad por estas montañas de Dios y de..?



Hasta la próxima.










No hay comentarios:

Publicar un comentario