jueves, 11 de junio de 2009

Peña Lusa... "algún día te rendirás a mis pies".




¿Estará naciendo una nueva relación amor-odio, como en su día me ocurrió con Porracolina?  Es la segunda vez que la Peña Lusa me da calabazas y eso hace que desee con más ganas su conquista. Como en la vida misma, nos suele ocurrir, que lo más difícil, nos motiva más.
Antes de nada, tengo que aclarar, que estuve buscando por todas las secciones del foro, alguna, llamada... "mini-reportajes ridículos" o algo parecido, pero no encontré nada, así que pido perdón por ponerlo en el sitio que lo hago habitualmente. Más que una "Ruta de Montaña" parece un "paseo por la montaña" y sin vistas.
Éstas son las primeras pruebas:























El motivo del primer intento fallido, fue éste:












¿El de hoy?  Lo sabréis enseguida. Empezó siendo uno de esos días en los que nada parece salir bien. Las previsiones climatológicas eran de SOLEADO. Mañana, por motivos ajenos a las montaña, tengo que viajar a Oviedo, por lo que decido no desplazarme mucho. Me dije: "día ideal para subir a la Peña Lusa". Cogí el coche y en media hora me planté en los collados del Asón. Esta es la zona donde está la cascada de su nacimiento, ya casi sin agua:












Bonitas las vistas hacia el valle. Se ve alguna nube, pero... "serán pasajeras".












La bonita fuente  que hay en el alto:












Bonita si es, pero pongo en duda lo de fuente, porque lleva años seca. (Se sigue viendo alguna nube, pero... "serán pasajeras" , pensé otra vez).












Nada más pasar el alto, aparco y me pongo en marcha, pues decido hacer la aproximación, por lo que sería el final del Sendero de Hondojón. ("Seguro que esa niebla, cuando coja algo de altura, la dejaré por debajo").












Sin embargo, llevo un rato subiendo y esto es lo que veo hacia adelante...












... y esto, hacia atrás :


Pero como decía al principio, hay días en los que todo parece estar en contra, ¡incluso los satélites! Hace ya una media hora, casi desde la salida, el GPS se ha vuelto loco. Tan pronto detecta 10 satélites, como de pronto baja a 2, sube a 6-7, se queda sin nada de cobertura, vuelve de repente a 9... 10... 11, vuelve a bajar a 3... ¿Motivos?  Pienso de todo pero no tengo ni idea. Últimamente, no me funciona muy bien. Con las baterías se me apaga y es el primer día que lo llevo con unas pilas recargables. Espero que el motivo no sea la densa niebla, pues si en esos momentos, que es cuando más lo necesitas, se queda sin cobertura... ¿para que c... rrr32 queremos gps?  (Aprovecho para decir, que hice una consulta en el foro de Magellán, hace casi un mes y allí sigue, con "0" respuestas. Parece ser que los magellaneros, somos pocos y mal avenidos). En fín, que hago lo más fácil, que es echar la culpa a la señora (o al "señoro") de la limpieza de los satélites, que andaría trasteando con ellos a esa hora de la mañana. Me dan ganas de estrellarle contra este árbol:












Afortunadamente, es una zona que conozco bastante y que está bien indicada.












La casíta nº 90. La recuerdo, de alguna ruta anterior, también con niebla.



































































Retrato de vaca pinta...












... y de otra que no lo es. (Ambas con parejas fieles, o sea, sin cuernos).












¡Ah!, se me olvidaba decir, que pasado un tiempo, el gps se puso a funcionar correctamente. Debió coger miedo de mis amenazas. De todas formas, las señales son abundantes.























Más escasos son los motivos para hacer fotos.












Es impresionante la belleza que hay alrededor, en todo este recorrido y yo haciendo fotos a los charcos:























La niebla era cada vez más densa, casi lluvia. No me extraña que con tanta humedad, hasta de las piedras salga vegetación.























Una vez llegado a esta parte del recorrido, ya había tomado la decisión, con dolor de corazón, de renunciar al ansiado proyecto, una vez más. La mojadura ya era importante, así que haciendo una pequeña circular, retomo el camino de subida, enfundo la cámara y dejo a los animales que sigan disfrutando de la tranquilidad del paisaje.












Yo espero hacerlo la próxima vez, pues volveré y os lo contaré, espero que con un reportaje más digno que éste.
Ya en la bajada, observo que la niebla está metida en todas las zonas, por encima de los 8oo / 900 mts. de altitud. Así se veía la Peña Lavalle, otro de los próximos objetivos:












Y como decía al principio, el día que amanece cruzado...
Todavía me quedaba un problemilla más. El mastín ya parece relamerse con el festín que tiene delante:












Afortunadamente, debieron pensar que era carne dura y todo se quedó en unos ladridos.


Y como no hay cima, no hay foto. Alguna ventaja tenía que tener. Así no doy pie a que... "algún colega" se meta con mis empapadas poláinas. Claro que esta vez tiene motivos sobrados para atacarme, por publicar un reportajillo, que parece la antítesis de los que suele poner (y con los que nos deleitamos) ...  "el tal isaure"   rrr28

Y en el viaje de regreso, "casi" me ponen una multa... largos cortes de carretera por una carrera ciclista...
Pero eso ya sería otra historia.



Hasta la próxima.










No hay comentarios:

Publicar un comentario