miércoles, 2 de julio de 2008

Subida al ESPIGÜETE, por primera vez.




Tras algún intento fallido, por niebla, nieve, etc... ¡por fin! pude realizar uno de los proyectos montañeros más deseados:

PICO ESPIGÜETE. (2455 mts.)

Ya sé que no puedo aportar nada nuevo sobre un pico emblemático (posiblemente... ¿el que más?) de la montaña palentina, sobre la que ya se ha dicho y publicado todo. Solamente se trata de una sencilla descripción de mi primera experiencia, en tan bonita montaña.

No tengo mucha idea del manejo del Google Earth, pero pongo esto que os dará una idea del recorrido realizado:












Y el relieve del mismo, bastante exigente, por cierto.














En realidad, ya desde las proximidades de la localidad de Cervera de Pisuerga, comienzas a disfrutar de un maravilloso paisaje (La ruta de los pantanos) , lo que es un magnífico complemento a lo que nos espera después. Se puede disfrutar de un paisaje, del que pueden dar una idea, solo aproximada, este par de fotos:























Esta solo es una y a lo lejos, pero se pueden ver muchísimas cigüeñas y sus inconfundibles nidos.












Y al fondo, la preciosa montaña, que era nuestro principal objetivo del día.












También se puede ver otra montaña importante y que está "en el tintero" como futura actividad: El Curavacas.












Desde la carretera principal, cogemos un desvío señalizado, en dirección a Cardaño de Arriba y a unos 2 kms, encontramos el aparcamiento desde el que comenzamos nuestra ruta y que vemos abajo, una vez empezada la ascensión.












En la parte baja, hay mucha y muy verde vegetación:












Lo mismo pero desde más altura. Si nos fijamos bien, se puede apreciar, bastante abajo, el refugio.












El camino está continuamente señalizado con hitos.












En ocasiones, en demasía:












Ya empezamos a divisar el embalse de Camporredondo.












Aquí, también, desde un poco más arriba:












El cielo está muy azul...












... aunque empieza a aparecer alguna nube.












También aparece el otro "coloso" palentino:












Las condiciones hoy, son excelentes, pero el paso por la arista, en algunos puntos, impresiona.












Ya divisamos la cima con algún visitante, en ella.












Esta es casi la única nieve que vimos en el camino:












En invierno debe de ser muy peligroso y los "demasiados" recuerdos, son una buena prueba de ello:













































Por cierto, como todo no va a ser maravilloso, como crítica, creo que esta cima se merece algo en mejor estado:












Como estos últimos pensamientos son negativos, el cielo también parece ponerse triste:












Y tras una bonita y entretenida subida, aunque sin descanso, llegamos a la cima...












... desde donde teníamos estas maravillosas vistas. (La calidad de las fotos no es muy buena, pues había una cierta bruma).























Zona preparada para vivaquear:












Buzón bastante... rudimentario:












Las típicas fotos de cima. Aquí mi "maestro" y compañero...












... y yo mismo:












Precioso "jito" con el embalse de Riaño de fondo.























Y tras disfrutar del momento, durante un buen tiempo, descenso por la incómoda pedrera de la cara Sur...












... que se nos hizo bastante larga.












Esta fuente, en el aparcamiento, nuevamente de vuelta, se merece este pequeño homenaje, pues pocas veces se puede agradecer tanto su fresca agua, como en esta ocasión.












Como larga se nos hará la espera, hasta que llegue el día en que volvamos a disfrutar de las vistas de tan maravillosa  MONTAÑA.












Hasta la vista ESPIGÜETE.

Y a todos vosotros...




Hasta la próxima.










No hay comentarios:

Publicar un comentario