viernes, 16 de octubre de 2009

LLAMBRIÓN desde Cordiñanes. (Caliza de la buena).




¿Es posible que el afán de superación, sea algo innato, entre los que compartimos la afición de subir montañas?  En mi caso, sin ir más lejos, empecé pisando "praos" , (¡ojo!, que lo sigo haciendo y me encanta) y hoy estuve a 2642 mts. de altitud y estoy deseando llegar algún día a la cima de un 3000. Pero uno debe de saber ponerse un límite para poder disfrutar realmente de nuestra bonita actividad. Y yo hoy, superé "mi" límite. Hace escasas fechas, publiqué mi experiencia, sobre la dura subida a la Torre Bermeja, en el Macizo Occidental de Picos y me prometía no volver a repetir una burrada semejante. Pues bien, aunque no suele ser frecuente en mi, la "autopromesa" se la llevó el viento. Echando una ojeada a estos datos, uno se puede dar cuenta, que no estoy exagerando.












¡Casi 13 horas!, de las cuales, más de 9 pateando por esta clase de terreno, dejan huella. (Puedo asegurar que mis agujetas, también son de récord).












Esto da una ligera idea del recorrido en cuestión:












Comienzo la ruta, enfilando la Rienda de Asotín, pero quiero decir anticipadamente, que los "mimbres para hacer este cesto", son más bien escasos y no de muy buena calidad. Dos detalles influyeron bastante en que así fuera. Uno, el presentimiento de que iba a tener el tiempo muy justo y dos, el casi convencimiento de no llevar a buen término mi proyecto. Ya salí de casa algo desganado, mal asunto para afrontar un reto complicado y si a esto añadimos que soy pesimista por naturaleza, estaba convencido de no poder llegar a la cima. Iba con bastante miedo a un paso complicado, muy aéreo, cerca de la cima y uno todavía le tiene apego a la vida.
Pero vamos a ir cogiendo el camino:












Salgo desde el pueblo de Cordiñanes, todavía con poca luz, cosa que tampoco favorece en nada, la calidad de las fotos.












Aquí, ya se va quedando abajo:












La Torre Bermeja, sobre la que comentaba antes y que hoy también será protagonista en varias ocasiones. El sol le empieza a acariciar su cima.












Un par de apuntes sobre la climatología. A mi paso por Potes, la helada era impresionante. Todo cubierto con una gruesa capa de hielo. Al principio del camino, el frío era intenso, pero la predicción de día soleado, se cumplió. Aquí no hay queja. Las condiciones eran ideales. Incluso más tarde se agradecía una ligera brisa fresca.
El bonito sendero del principio.












Entrando en el hayedo de Asotín.


































El camino está muy bien señalizado con hitos y pintura reciente.























El conocido e impresionante reguero que baja de las paredes del Friero.












Llegando a la vega de Asotín.


 




















La entrada de la canal Honda, una de las posibilidades de subida.












Yo prefiero hacerlo por la izquierda y pasar por el collado Solano.












Ya tengo una buena vista sobre el Occidental.












Dirección collado Jermoso.












Curiosas formaciones rocosas:













































Otra vez la impresionante pared del Friero.












Desde arriba, se ve el comienzo de la canal Honda, por donde pasé anteriormente.












Ya estoy en el collado Solano y aquí "pierdo" un poco de tiempo, para hacer una panorámica.


Más grande:   http://goo.gl/jgTW7











Voy dejando abajo, el collado.












Otras dos fotos, de las reinas del Macizo "de enfrente":























Más formas curiosas:























Después de pasar las traviesas, tengo que subir por un tramo del Argayo Congosto...












... que viene de por ahí abajo.












Esta vez, tampoco estoy solo:












Vigilado en todo momento.












Estaba cumpliendo su misión, para avisar a sus compañeros y poner pies en polvorosa.























Ya tengo al alcance de la vista, el refugio de Collado Jermoso.























Espectacular el emplazamiento del mismo. En una visita anterior, lo bauticé como  "Collado Hermoso".












Rápida visita al mismo, oportunos y prudentes consejos de Pablo (guarda del refugio) y sin muchas esperanzas, continúo ascendiendo. Ya tengo a la vista otras ilustres cimas de los alrededores.












Tirando un poco de zoom:























Y el refugio que se va quedando abajo.












Otra parada justificada.


Más grande:    http://goo.gl/k07ep











Impresionantes paredones.












La cosa ya se empieza a poner seria...












... sobre todo después de superar el Hoyo o Jou del Llambrión. Los montañeros que se ven en él, dan referencia del tamaño de los neveros de la zona.












No estoy seguro si alguno de estos es el Tiro Callejo.












Ésta si la conozco bien.












¿Podría ser este el Tiro Callejo?:












Otra vista del Occidental. Ahora ya a su altura.












El Jou del Llambrión ya quedó muy abajo.












Hay mucha roca suelta por donde he subido.












Y por ahí tengo que seguir.












Imagino que se notará que no voy muy pendiente de hacer buenas fotos ni describir bien la subida. Iba con tantas precauciones, por no decir miedos, tan centrado en la subida y lo que es más importante, por donde tenía que bajar, que incluso se me olvidó hacer una foto en el paso complicado. Solamente se puede ver en ésta y no refleja la realidad. Se pasa por ahí, más o menos. Es cierto que hay mucho patio, pero también hay buenos sitios para pisar y buenos agarres. Y al tener bastante inclinación, no impresiona demasiado.












He superado el paso difícil y ya veo la cima. Empiezo a pensar que puede ser posible. Pablo me había advertido que arriba podía hacer viento fuerte y efectivamente, se oía soplar con ganas.












¡Lo conseguí!  En este momento se te olvida todo el esfuerzo realizado hasta ahora.












En el buzón, mapas y demás, dice 2642 msnm. Hay una cierta polémica si éste o el Torrecerredo (2648), es el más alto de Picos. Mi gps marcaba 2644, pero no seré yo el osado que se atreva a hacer a la Torre del Llambrión un par de metros más alta.












Al fondo, el  "Jefe" ... y otros:













































Mi cima más importante, hasta la fecha. A pesar de mi pesimismo, algo me decía en mi interior, que tenía que ser hoy o nunca. Las condiciones eran inmejorables.












La cima es bastante reducida y las rachas de viento, importantes. Aún así y sujetándome al vértice geodésico, por si las moscas, no quise abandonar sin hacer una panorámica. Una pena el viento y no poder estar tranquilo para hacer algo más decente, pues no se veía ni una nube en lo que alcanzaba la vista.


Más grande:  http://goo.gl/Y3fGQ











Dije antes, que al llegar arriba se olvidaba el esfuerzo de la subida, pero lo que no se me olvidaba era, que había que bajar y eso, en la mayoría de los casos es más complicado que subir. No hice ni una sola foto en toda la bajada. Un continuo destrepe. Creo que le estoy cogiendo "gustillo" a eso de destrepar, aunque al final, las manos parecían una lija. Pero lo mejor de todo, es que cuando llego abajo al Hoyo, saco una foto hacia arriba y... ¡que vergüenza!  No se cual es la cima en la que acabo de estar. Que alguien me saque de dudas.












Y todo lo que primero tuve que subir, ahora, hacia abajo. (El Sr. Perogrullo, creo que decía frases como ésta).












Otra panorámica, de lo que voy dejando atrás. A la izquierda la zona de la Palanca y a la derecha, el sector del Llambrión.


Más grande:  http://goo.gl/jT6GZ











Como ya se pudo ver antes, hay bastantes rebecos por la zona. Hoy, en algunos momentos, me sentí uno de ellos. Una pena que yo no tenga su misma facilidad para trepar y destrepar, que tanto envidio.























Vuelvo a pasar por delante del refugio y...












... Pablo me pregunta si llevo frontal. El sol todavía se refleja en las alturas, pero ya le falta poco para esconderse.












La luz, cada vez es más escasa en las partes bajas y queda mucho trecho para Cordiñanes. Si para subir, lo estimado son 4 horas, para bajar serán al menos 3, si tenemos en cuenta que el terreno es muy escarpado. (Según estas fotos sacadas en mi anterior ruta por la zona, no todo el mundo está de acuerdo en que se pueda hacer en 4 horas).












Se está haciendo de noche, así que, cámara a la mochila y a zapatear para abajo. Bastante antes del collado Solano ya no veo nada. Se que llevo el frontal en la mochila, pero está sin usar desde hace muchísimo tiempo y tiene las pilas puestas. Me quito la mochila, lo saco, aprieto el botón y... ¡creo que me salvó la vida!   Exagero un poco, pero a partir de hoy, lo voy a mimar como uno de mis más preciados compañeros de montaña. Aproveché para hacer la última foto, con la que también aprovecho para despedir esta... aventura.


Ya se pudo ver en los datos del principio. Llegada al coche a las 9 y media de la noche y a casa, 3 horas más tarde. Como además pienso que este puede ser mi techo... que lo pasé bastante mal... y que fue la gran paliza de mi tardía actividad montañera, (por un día, puedo decir que dejé de ser un "pisapraos"), creo que voy a cambiar de afición y abandono las montañas. Una retirada a tiempo, dicen que es una victoria. Espero haberlo hecho, como anuncié, con caliza de la buena.
Claro que, pensándolo mejor... antes recordaba que hay una cierta polémica con las alturas del Llambrión y Torrecerredo. ¡Creo que voy a tener que subir a medir el segundo!  Pero eso ya tendrá que ser el próximo año. Se terminaron las vacaciones y los pronósticos son de nieve, para los próximos días. Y además, yo también me tendré que comprar un casco...   rrr28



Hasta la próxima.










No hay comentarios:

Publicar un comentario